La incontinencia urinaria se define como las pérdidas de orina involuntarias. No hay que pensar que es un problema de la edad, por lo que debemos consultar al médico para encontrar una solución, ya que aunque si que es cierto que el envejecimiento va a provocar una serie de cambios fisiológicos que la favorecen, puede ser también un síntoma que enmascare alguna patología.

Antes de los 65 años es más frecuente en mujeres, que principalmente padecen incontinencia urinaria de esfuerzo, igualándose la tendencia en ambos sexos a partir de esa edad.

 

Existen varios tipos de incontinencia, siendo las más frecuentes:

 

      -Incontinencia urinaria de esfuerzo: se va a producir la pérdida de orina al hacer algún esfuerzo y aumentar la presión abdominal, como toser, reir.., Es el tipo más frecuente en las mujeres, siendo poco frecuente en hombres.

      -Incontinencia urinaria de urgencia: se va a producir una necesidad urgente de orinar, resultando imposible llegar a tiempo al aseo, siendo variable el volumen de las pérdidas, desde pequeños goteos hasta el vaciado completo de la vejiga. Se puede producir por diferentes causas, como una infección urinaria, próstata agrandada, abundante ingesta de líquidos…al ser varias sus causas es conveniente consultar con el médico.

      -Incontinencia urinaria mixta: es una combinación de las dos anteriores, está asociada a los esfuerzos físicos, toses…pero se percibe también la urgencia de orinar.

      -Incontinencia urinaria por rebosamiento: es la pérdida de pequeñas cantidades de orina no pudiéndose vaciar la vejiga totalmente, produciendo goteo y/o escapes de orina continuo. La vejiga permanece siempre llena, con una gran presión uretral,saliendo solo la orina que desborda de esta por rebosamiento. La persona que la padece se nota siempre mojada sin tener claro cuando se ha producido la pérdida. Va a ser más frecuente en hombres debido a la hipertrofia de próstata.

     -Goteo tras la micción: es la pérdida voluntaria al poco tiempo de ir al baño, sucede porque queda orina en la uretra. Es más frecuente en hombres y a veces puede evitarse presionando el perineo hacia adelante.

     -Desorden neurológico de la vejiga: se produce por un daño cerebral, en la médula espinal o en los nervios, provocando problemas de incontinencia en la vejiga o al orinar. Lo pueden sufrir pacientes que han sufrido ictus, esclerosis múltiple, Parkinson…

     -Incontinencia urinaria funcional: no tienen problemas en el tracto urinario, pero puede que se vean afectados por trastornos mentales, físicos, toma de fármacos…que va a aumentar la frecuencia del deseo de orinar impidiéndoles llegar a tiempo al baño.

     -Enuresis nocturna: se producen escapes involuntarios durante el sueño.

 

Las causas de la incontinencia son variadas:

 

     -Debido a los embarazos, intervenciones ginecológicas, partos traumáticos, haber sufrido la extracción de la próstata…

     -Problemas neurológicos que van a afectar a la capacidad de controlar la vejiga.

     -Consumo de medicamentos: diuréticos, hipnóticos, antidepresivos…

 

Entre los consejos para prevenir y controlar la incontinencia cabe destacar:

 

     -Ir al baño a intervalos regulares contribuye a reducir las pérdidas de orina.

     -No aguantar las ganas de orinar, en cuanto sientas el deseo de orinar acude al baño y te ayudará a reducir el posible goteo de orina.

     -Reparte de manera adecuada la ingesta de líquidos, es mejor tomar más cantidad por la mañana que por la tarde y la noche.

    -Intenta evitar las bebidas que aumentan la formación de orina: alcohol, café, té…

     -No fumar, ya que la tos crónica puede dañar el esfínter urinario. Por otra parte también puede producir irritación de la vejiga.

    -No tomar bebidas alcohólicas, ya que aparte de ser irritante para la vejiga, aumenta la micción y disminuye la conciencia necesaria para orinar hasta que la vejiga esté llena.

    -No realizar sobreesfuerzos físicos.

    -Reducir el sobrepeso y la obesidad, ya que el peso excesivo va a ejercer presión sobre los músculos que sostienen la vejiga y la uretra provocando pérdidas de orina.

    -Toma alimentos con fibra para evitar el estreñimiento (que puede empeorar la incontinencia).

    -Reduce el consumo de alimentos diuréticos como pueden ser el melón, sandía, uva, cebolla, espárragos…

    -Evitar las comidas picantes, ya que pueden irritar la vejiga.