VITAMINA D

 

La vitamina D es de las pocas vitaminas que puede producir nuestro organismo, la piel es capaz de sintetizarla a partir del colesterol en presencia de luz solar.

El 80-90% se obtiene a través de la piel, solo una pequeña parte viene de la dieta.

 A pesar de ser un país soleado, la mitad de los españoles adultos y hasta 9 de cada 10 mayores de 60 años padecen algún déficit.

En la síntesis de vitamina D  influyen factores como: edad (con los años disminuye la cantidad de 7-dehidrocolesterol para que se transforme en vitamina D), el tipo de piel (las personas con fototipos altos y más cantidad de melanina necesitan más tiempo de exposición al sol para sintetizarla),la protección solar (su uso hace que se reduzca mucho la síntesis cutánea de vitamina D).

La falta de vitamina D no suele producir ningún síntoma, a no ser que se mantengan los niveles muy bajos durante mucho tiempo, pudiendo en este caso producir cansancio, dolor, debilidad muscular..

 

La vitamina D tiene muchas funciones, de las cuales las más importantes son:

 

   -Formación y crecimiento del hueso, ya que favorece la incorporación del Calcio y Fósforo al mismo.

   -Funcionamiento del sistema inmunitario, ya que participa en la maduración de células inmunológicas como los leucocitos.

   -Fertilidad: recientes estudios la relacionan con la producción de óvulos y preparación del útero para que se implante el embrión.

   -Metabolismo de la insulina: regula la secreción de insulina ante la presencia de niveles altos de azúcar.

   -Los músculos la requieren para el movimiento.

   -Los nervios la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y las distintas partes del cuerpo.

Aunque es fundamental para ambos sexos, en la mujer tiene todavía un papel más importante (época fértil, embarazo, menopausia…).

 

En épocas del año, como el otoño o el invierno, en las que apenas nos da el sol, es necesario recurrir a otras opciones para que se mantenga en unos niveles adecuados:

 

   -Mediante la alimentación: Los pescados grasos (salmón, atún, caballa), se encuentran entre las mejores fuentes de vit D, el hígado vacuno, el queso y la yema de huevo también contienen pero en cantidades menores. Sin embargo la mayoría de alimentos generalmente tienen poca cantidad de vitamina D.

   -Mediante suplementos de vitamina D.